jueves, 31 de enero de 2013

EL SECRETO DE SUS OJOS


La escena más emotiva es cuando Benjamín Espósito descubre el secreto de Ricardo Morales. Tiene encerrado al asesino de su esposa en un anexo de su casa de campo, y ha estado alimentándolo sin dirigirle la palabra durante 25 años.
La escena sólo tiene dos diálogos, el de Isidoro Gómez que nada más ver entrar a Espósito, le entra temor, ya que no ha visto a nadie en todo ese tiempo y se cobija en su verdugo; luego, se acerca a él, le quiere tocar porque no se lo cree y le dice susurrando:
-Por favor, dígale, pídale, que aunque sea me hable...por favor...
No es sólo el encierro sino la incomunicación total a la que le tiene sometido, lo que no puede soportar el asesino.
Cuando Espósito fija su mirada en Morales, éste le dice:
-Usted dijo perpetua.
Y así cumple su venganza por haber perdido a lo que más amaba en este mundo: a Liliana Colotto, su esposa salvajemente asesinada.
Es la ley del Talión y por eso nos sobrecoge el castigo que le impone Morales al asesino. 
Una escena que queda grabada por mucho tiempo en nuestra memoria.

domingo, 27 de enero de 2013

Blog Verde

Mi Blog se convierte en verde. Es de CO2 Neutral.
Con esta iniciativa que promueve Geniale.es, un nuevo árbol será plantado en mi nombre en una zona con riesgo de desertificación. El movimiento verde se está moviendo entre todos los blogs y ya son más de 1022 los que se han adherido a esta iniciativa.
Mi blog es CO2 Neutral nace con el propósito de que cada uno pueda aportar su granito de arena, plantando su propio árbol para así contrarrestar las emisiones de anhídrico carbónico que el blog produce.
Quizá no se sepa, pero cada blog genera una media de 3,6 kg de CO2 al año, teniendo en cuenta el número constante de blogs que son creados diariamente, la cantidad de CO2 que genera su actividad es inmensa.
Cada árbol es capaz de absorber 5 kg cada año y transformarlo en oxígeno, con lo que la balanza, para aquellos que se adhieran en el proyecto, queda del lado verde.
Como respuesta a los problemas ecológicos que estamos viviendo: Geniale.es  lanza esta iniciativa que enlaza con la filosofía ecológica de su actividad principal: la digitalización de los catálogos comerciales de muchas cadenas de restauración que habitualmente llegan a nuestros hogares en forma de publicidad de papel.
Podéis visitar la página y apuntaros a esta iniciativa en el siguiente enlace: Planta un árbol

viernes, 25 de enero de 2013

GUSTAVE FLAUBERT


Hay entre los marinos aquellos que descubren nuevos mundos, que añaden tierras y estrellas a las estrellas: éstos son los maestros, los eternamente espléndidos. Luego están los que vomitan el terror desde las partes de sus navíos, los que capturan, enriquecen y engordan. Algunos zarpan en pos de oro y seda bajo otros cielos, otros sólo pretenden atrapar en sus redes salmones para los gourmets y bacalao para los pobres. Yo soy el oscuro y paciente pescador de perlas que se zambulle hasta las profundidades y emerge con las manos vacías y la cara azul. Cierta atracción fatal me conduce hacia los abismos del pensamiento, hasta el fondo de unas simas interiores que, para los fuertes, jamás se agotan. Me pasaré la vida mirando el océano del arte en el que otros navegan y combaten, y a veces me divertiré yendo a buscar al fondo del mar conchas verdes o amarillas que los demás desprecian. De modo que las guardaré para mí y cubriré con ellas las paredes de mi choza.

Gustave Flaubert


martes, 22 de enero de 2013

EL TANGO DE LA GUARDIA VIEJA

Me acabo de leer "El Tango de la Guardia Vieja"  la última novela de Arturo Pérez Reverte.
 La inició en 1990, escribió cuarenta páginas, y la dejó abandonada hasta conseguir esa madurez para incluso tener casi la misma edad del protagonista, Max Costa, y terminar una obra brillante.
Es una novela cargada de romanticismo y narrada en diferentes perspectivas temporales donde nos presenta a unos personajes, que a pesar de ir saltando de distintos planos, se nos hace ameno, con una naturalidad y sin romper en ningún momento el fluir de la trama.
 Mechu Inzunza y su marido, Armando de Troeye, es una pareja que seduce a Max Costa, un bailarín mundano, del cual, éste último, se enamora de la mujer en tres lugares. Primero, en el año 1928, en un transatlántico que viaja rumbo a Buenos Aires, y en uno de los tugurios donde se gesta el título que se hace mención en el libro.
Treinta y cinco años después, en un hotel de lujo de Sorrento, donde coinciden de nuevo los protagonistas. El tercer encuentro nos retrotrae a Niza, en 1937, donde Max se reencuentra con Inzunza y vuelve a aflorar ese amor sensual como la primera vez.
Los personajes están muy bien perfilados, e incluso los secundarios, que con un par de pinceladas son descritos a la perfección.
Max Costa, bailarín profesional, ladrón de guante blanco, no deja de ser un pícaro del siglo XX. Un superviviente que renace de sus fracasos y que sigue amando a esa mujer que le encandiló en aquel precioso tango que bailaron por primera vez.
Mecha Inzunza es una mujer fatal que consigue que el amor que siente Max Costa por ella pueda poner en riesgo todo su futuro.
Novela de amor e histórica por los datos que vamos obteniendo del escritor de aquellos años: las ropas de marca, las costumbres, el lujo y la ostentación, y las intrigas que se ven sumidos, en medio de un torneo de ajedrez, entre Sokolov, el campeón ruso y el aspirante chileno, Keller.
Pérez Reverte creó un blog "Anotaciones de una novela", donde nos iba contando el esfuerzo de ir creando su último libro: los escenarios, los personajes, las intrigas, los detalles, y las dificultades que encontraba a medida que iba terminando su obra.
Estamos ante una novela de amor, un amor que ninguno de los protagonistas se niega a reconocer.
Un amor cargado de pasión y mucho sexo.
 Aunque el escritor no recurra a escenas descriptivas y groseras, hace que éstas sean tórridas gracias a un lenguaje muy trabajado.
Arturo Pérez Reverte ha realizado todo un trabajo de investigación de aquellos años donde se desarrolla la novela, además de, como hace con todas sus novelas, cuidar el léxico y las descripciones de manera magistral.
Quizá si hay que ponerle un pero a esta obra, es no tener una tensión en casi toda la trama, ya que se centra en el amor imposible de Mecha Inzunza y Max Costa, lo que hace que se nos haga un poco cuesta arriba a mitad de la novela, aunque va remontando a medida que vamos leyendo las últimas páginas.

viernes, 18 de enero de 2013

Muertes curiosas en la literatura

Siempre, la muerte de un escritor, traspasa fronteras y se recuerda por mucho tiempo. Aún hoy, la muerte de Ernest Hemingway, descerrajándose un tiro en la boca, nos pone los pelos de punta aunque haya pasado tantos años de aquel suicidio del escritor estadounidense.
Las muertes más insólitas que han ocurrido a lo largo de la literatura se ven reflejadas en las que voy a nombrar a continuación.
Tennesse Williams tuvo una de las muertes más absurdas de las que se recuerda. Al dramaturgo lo encontraron muerto en el Hotel Elysse de Nueva York a la edad de 71 años. Perdió la vida al atragantarse con el tapón de un tubito de medicamentos, al parecer después de una borrachera. Fue un busca de unos barbitúricos y al querer abrir el bote con la boca se tragó el tapón por accidente y se asfixió.
El autor ruso Nikolái Gólgol tampoco se queda atrás. A lo largo de toda su vida estuvo obsesionado con la muerte y le aterrorizaba enormemente con la idea de ser enterrado con vida. Durante los últimos diez años de su vida, nunca durmió acostado, por miedo a que pensaran que había fallecido. En una carta a un amigo suyo le pidió que sólo lo enterraran cuando su cuerpo mostrase signos evidentes de descomposición.
Al final de su vida, su estado mental estaba bastante deteriorado. Cayó en una depresión aguda y la noche del 24 de febrero de 1852 quemó algunos de sus manuscritos (entre ellos la segunda parte de "Almas muertas"). Pocos días después, dejó de comer y falleció al cabo de nueve días de ayuno.
El ruso Sergey Yesenin, uno de los mejores poetas rusos del siglo pasado, realizó un poema curioso, el más recordado en la historia de la literatura, porque fue una despedida y lo escribió con la sangre de su propia muñeca, justo antes de colgarse de las tuberías del techo de su habitación. El joven Yesenin era alcohólico y tenía diversos problemas mentales. Se casó en cuatro ocasiones a pesar de su edad, ya que se suicidó a los 30 años . Su peculiar muerte llegó a convertirlo en todo un mito literario.
Sherwood Anderson, autor de relatos estadounidense, empezó a quejarse durante un crucero hacia Sudamérica, de fuertes dolores en el abdomen y que al cabo de unos días se complicaron hasta convertirse en una peritonitis que le diagnosticaron en un hospital de Panamá. Tras su muerte, le hicieron la autopsia y descubrieron que se había tragado un palillo de dientes, bien de un martini o de algún canapé que tomó en el crucero, y que le había desencadenado el incidente que lo llevó a la tumba.
En su epitafio se puede leer: "La vida, no la muerte, es la gran Aventura".
Si bien su vida fue muy agitada, su muerte fue de lo más absurda.

domingo, 13 de enero de 2013

El relato de terror más corto de la literatura

Autor: Fredic Brown

Microrelato que pertenece a uno mayor llamado "Knock" publicado en la revista Thrilling Wonder Stories en su edición de Diciembre del año 1948.

"El último hombre de la tierra estaba sentado solo en una habitación. De repente, llaman a la puerta".

lunes, 7 de enero de 2013

La teoría de las 10.000 horas


La teoría de las 10.000 horas es la clave del éxito en cualquier materia. Así lo explica el escritor Malcolm Gladwell en su obra "Fueras de serie".
Describe cómo algunas personas llegan a conseguir el éxito gracias a las diez mil horas de trabajo arduo en lo que se proponga.
Para alcanzar la excelencia se debe tener una acumulación de  
10.000 horas de práctica. Haciendo un cálculo rápido de trabajo de 10 horas por semana, en veinte años lo conseguiremos, si trabajamos  unas veinte horas, el éxito lo obtendremos en diez años.
Nos induce el libro de Gladwell que aparte de una buena dosis de creatividad, el esfuerzo que podamos ofrecer en buscar la excelencia, será lo que nos destaque de los demás.
Llevando esta teoría al terreno de la escritura, sabemos que existen muchos escritores que buscan el éxito en este difícil mundo de la edición y por tanto, debemos esforzarnos más para conseguir destacar de todas los escritores que se encuentran en el mercado editorial.
Muchos piensan que los escritores que convierten sus novelas en bestsellers lo han hecho de la noche a la mañana, sin saber que detrás existe un trabajo concienzudo de muchos años.
Conozco a muchos escritores que escriben sin parar todos los días, pero que no llegan a publicar ni a conseguir el éxito en sus obras, porque se olvidan que el secreto es seguir leyendo para perfeccionar la técnica de la escritura.
 Las 10.000 horas no sólo hay que pasarlas escribiendo, sino leyendo, estudiando, corrigiendo, puliendo, enfadándose, siendo muy crítico con lo que se escribe, y papelera, mucha papelera, para conseguir que lo que quede, después de la corrección y la poda necesaria de palabras innecesarias, se llegue a la excelencia en la obra final.
Así que, aplicarse esta regla de las diez mil horas para este año que entra, para llegar a ser un buen escritor/a.

jueves, 3 de enero de 2013